Pirulitos de San Juan

Tradicionalmente cada calle organizaba su propia verbena engalanando un Pirulito de San Juan, que consiste en revestir un palo alto y grande con adelfas, cadenetas de papel de colores, cascarones de huevos pintados, flores de papel y bombillas decoradas.

No faltan las tapas típicas y la bebida al visitante de cada Pirulito, y la música que ameniza cada calle.

Fecha: junio